Inicio Literatura
Literatura


Dos mitos griegos en Lope y en Calderón PDF Imprimir E-mail
Usar puntuación: / 1
MaloBueno 
Literatura - El Teatro

Publicado por Bautista Martínez Iniesta y Juan B. Martínez Bennecker en Espéculo nº 41

En el presente trabajo se realiza un estudio comparativo de dos comedias de Lope de Vega que de alguna manera fueron reescritas más tarde por Calderón de la Barca, acomodándolas a la preceptiva estética de la época. En las Fortunas de Andrómeda y Perseo Calderón mejora su modelo, pero en El Laberinto de Creta de Lope es muy superior a la versión calderoniana.

Acceder al artículo

 
Doña Perfecta de Galdós: la representación del conflicto identitario de la sociedad española. PDF Imprimir E-mail
Literatura - Romanticismo y Realismo

Publicado por Marta Manrique Gómez en Espéculo nº 41

El presente trabajo tratará de aportar un nuevo análisis de la novela. En él, se establecerá una estrecha relación entre la estructura estética y narrativa que la obra presenta y aquellos defectos y dolencias fundamentales por los que se caracterizaba y definía la sociedad española de la famosa década de 1868-78. La síntesis de la problemática que aparece retratada en Doña Perfecta, puede considerarse como un diagnóstico que el autor formula para tratar primero de identificar y después representar el grave y problemático “estado enfermizo” con el que se definían las relaciones socio-políticas de la nación española de su época. Posiblemente las intenciones de Galdós en Doña Perfecta no fueran sólo las de formular, de manera detallada y concisa, un completo diagnóstico de la enfermedad que padecía la sociedad española, sino también examinar la posibilidad de poner en práctica un buen y eficaz tratamiento con el que, en última instancia, poder erradicarla o al menos llegar a reducir su nivel de gravedad.

Acceder al artículo

 
Réquiem por un campesino español: La tragedia de la mala conciencia PDF Imprimir E-mail
Literatura - Novela contemporánea

Publicado por Carlos Campa en Espéculo nº 41

El objetivo de este artículo es defender una tesis muy osada, a propósito de la novela Réquiem por un campesino español, de Ramón J. Sender, en la que se defiende que el personaje Mosén Millán es el padre del deuteragonista, Paco el del Molino, en cuya muerte tiene no escasa responsabilidad. Este hecho dota a la novela de una profundidad trágica que va más allá de la habitual lectura política del texto.

Acceder al artículo

 
Los requisitos formales del género del monólogo dramático PDF Imprimir E-mail
Usar puntuación: / 1
MaloBueno 
Literatura - Géneros literarios

Publicado por Akram Jawad Thanoon en Espéculo nº 41

Desde su introducción en la poesía española contemporánea por Luis Cernuda, el monólogo dramático fue recogido y usado por muchos de los poetas de la segunda generación de posguerra y posteriormente por los Novísimos. Sin embargo, el discurso crítico deja entreverse cierta confusión acerca de las señas de identidad de ese género de origen inglés, empleado sobre todo para objetivar la expresión lírica en primera persona. Este artículo, pretende ofrecer un esbozo básico de los requisitos formales del monólogo dramático en base de fuentes anglosajonas, así como aclarar la función de dichos componentes y su interacción dentro del poema, con el propósito de establecer los límites formales de este género con algo más de rigor para contribuir con ello al estudio de la lírica española contemporánea.

Acceder al artículo

 
Blas de Otero y la censura española desde 1949 hasta la transición política. Primera parte: de ángel fieramente humano a en castellano. PDF Imprimir E-mail
Usar puntuación: / 2
MaloBueno 
Literatura - Poesía contemporánea

Publicado por Lucía Montejo en Represura nº 3

En plena guerra civil, en 1938, se promulga la Ley de Prensa que se aplicará sin interrupción hasta que en 1975 se produzca la transición política y se restaure la democracia. Las modificaciones que en ella se produjeron durante casi cuatro décadas fueron mínimas aunque su aplicación se inclinó hacia cierta tolerancia con el paso de los años y los cambios que en la sociedad se iban produciendo. Todas las publicaciones tenían que pasar este mecanismo de control; sólo las dependientes de la Iglesia estaban exentas de este requisito. En el reverso del dictamen que los censores debían emitir para cada uno de los libros, figuraban las siguientes normas: “¿Ataca al Dogma?, ¿A la Iglesia?, ¿A sus Ministros?, ¿A la Moral?, ¿Al Régimen y a sus Instituciones?, ¿A las personas que colaboran o han colaborado con el Régimen?”. Estos eran los preceptos fundamentales, que ponían en práctica con meticulosidad y empeño, para atajar la propagación de determinadas ideologías, evitar cualquier ataque a la religión católica, las tradiciones y la moral, y velar así por la difusión y el sometimiento al sistema político instituido. Los autores y los editores tenían que asumir estas disposiciones, acatarlas con respeto y naturalidad, o buscar las estrategias para eludirlas; de otra forma, corrían el riesgo de que la obra fuera mutilada, denegada su publicación o secuestrada.

Acceder al artículo

 
<< Inicio < Prev 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 Próximo > Fin >>

Página 6 de 49